Lesiones musicales

Lesiones Musicales

De acuerdo con las estadísticas un 75% de los músicos transita o han sufrido de algunas lesiones musicales en alguna etapa de su vida relacionada con la manipulación del instrumento, alguna lesión, herida o daño provocada al tocar; la lesión se puede ocasionar por medio de varios factores: el primero se encuentra relacionado con el instrumento, la mala postura a la hora de maniobrarlo inconscientemente, debido al desconocimiento de los daños que esto provoca o conscientemente actuando de manera negligente contra su propio cuerpo.

Ell uso inadecuado o, desuso de técnicas de implementación musical, por la repetición consecutiva y permanente de gestos, movimientos y acciones relacionadas al instrumento si previa preparación corporal, ya sea por medio de ejercicios de relajación y/o elongación.

Por ultimo, influyen también las características personales de cada músico. Todo esto involucra a menudo cambios en la biomecánica corporal del músico, que si no es tratado previamente con un profesional de la salud terminara indefectiblemente a la larga, en una lesión que puede ser permanente o no, de acuerdo a la magnitud del daño, y que en muchos casos requiere de una rehabilitación, lo que conlleva a largos días lejos del instrumento, tal echo es fatal para un instrumentista profesional; lo deseable es prevenir para evitar un daño mayor a futuro.

Es necesario un abordaje multidisciplinar para atender a los músicos de forma integral. En ocasiones, a problemas meramente musculares, se suman alteraciones de audición y de voz junto con conflictos emocionales, cerrando un bucle cerebro-cuerpo-cerebro.

Por eso, es esencial un enfoque psicosomático del músico o artista. Esto implica que debemos integrar disciplinas como la otorrinolaringología, traumatología, fisioterapia o medicina psicosomática, entre otras, para poder solucionar los problemas de nuestros pacientes.

Entre los profesionales más expuestos a estos percances se encuentran los pianistas, guitarristas y violinistas. «La principal causa de sus lesiones la encontramos en el mantenimiento de posturas forzadas y la repetición de movimientos, por lo que aconsejamos adoptar posiciones lo más ergonómicas posibles, así como la realización de un estudio personalizado de los movimientos que, en ocasiones, necesitarán de una reprogramación neuromuscular”.

 

Recomendaciones para el cuidado de la salud de los artistas

  • Cambiar de mentalidad: el músico no solo es un artista, sino que al usar todo su cuerpo, también hay que considerarlo un atleta y, como tal, debe realizar un adecuado trabajo físico y mental.
  • Programar un ritmo de trabajo regular para proteger el cuerpo de lesiones.
  • Antes de cada sesión de trabajo es imprescindible calentar y estirar los músculos que se van a utilizar.
  • Adoptar una adecuada posición de todo el cuerpo.
  • Prestar atención al equilibrio para evitar la sobrecarga innecesaria de grupos musculares.
  • Buscar movimientos eutónicos, es decir, buscar un tono muscular con el que no derrochemos energía.
  • Prestar atención al transporte del instrumento musical utilizando estuches y fundas que repartan el peso de forma equilibrada.
  • Llevar una alimentación equilibrada y adaptada a los diferentes requerimientos energéticos.
  • Realizar un adecuado trabajo mental practicando técnicas de concentración, relajación y meditación para bajar el nivel de estrés y evitar la ansiedad escénica.
  • Hacer estiramientos: Antes de cada ensayo y al terminar cada sesión de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post relacionados